1/11 Mitín reclamando la liberación de Vivian Genes y otros 4 jóvenes en la causa de la quema de Colorado Roga

Este sábado 30/10 entre las 16 y las 18 se hará un Twitazo en los hashtags #ViviNoEstaSola #SobreseimientoAlos5 reclamando “unidad, solidaridad y resistencia ante la persecución judicial contra la compañera Vivian Genes y los 4 compañeros procesados”, informaron desde la Plataforma de Universitarias Feministas y la Coordinadora Universitaria Estudiantil (Ceuna).

El próximo lunes 1 de noviembre se desarrollará la Audiencia Preliminar donde el Juez Penal de Garantías Raúl Florentín decidirá elevar o no la causa a juicio oral y público que será acompañada por un mitín de organizaciones sociales que se reunirán desde las 7 frente al Palacio de Justicia en el barrio de Sajonia, en Asunción.

En esta audiencia los 5 jóvenes imputados deberán comparecer ante el Juzgado de Garantías junto con sus abogados para evaluar el mérito de la acusación y pedido de elevación a juicio oral presentada por el Ministerio Público.

“Exigimos el sobreseimiento definitivo de los jóvenes manifestantes y el cese de la criminalización a la protesta social”, indicaron. “Denunciamos la incongruente acusación del Ministerio Público que tiene como principal objetivo perseguir el activismo juvenil”, señalaron en un comunicado en el que historiaron la persecución.

Aquí el texto completo: “En el marco de la criminalización de las movilizaciones del mes de marzo pasado, las cuales se desarrollaban en repudio a la política corrupta y criminal del gobierno de Mario Abdo Benítez, habían sido procesados 5 jóvenes: Vivian, Arnaldo, Pedro, Enrique y Luis. Nuestros compañeros fueron vinculados a un proceso penal a partir de una imputación arbitraria, por el caso específico de los sucesos frente a Colorado Róga

Los hechos punibles que se atribuyen son Perturbación a la Paz Pública, Producción de Riesgos Comunes, Daño a Cosas de Interés Común y Daño a Obras Construidas o Medios Técnicos de Trabajo.

Las incongruencias y vicios de la acusación

La acusación presenta una serie de inconsistencias, propias de los procesos a los que subyace una motivación política. En ese sentido la criminalización de nuestros compañeros no sólo tuvo como objeto amedrentar a los mismos y los demás compañeros, sino desarticular el proceso de luchas que se organizaban en el marco de los momentos más críticos de la pandemia.

La criminalización, como instrumento de disciplinamiento social, se activó con toda la arbitrariedad que ella conlleva, aparejando una serie de irregularidades legales desde el inicio, las cuales nunca fueron subsanadas en el curso de lo que va del proceso, es más, fueron confirmadas por el Tribunal de Apelaciones la mayoría de los agravios expuestos con los recursos interpuestos.

El requerimiento de acusación presenta graves irregularidades, algunas comunes a las ya observadas a la imputación. En ese sentido, persiste un relato defectuosos, genérico, inconstante, que de manera asilada o conjunta son imposibles de adecuar a los dispositivos legales por los cuales se acusa. En otras palabras, así como están relatados, no tienen relevancia jurídico penal por la falta de claridad de los hechos que se atribuyen.

La fiscalía ofreció innumerables videos de circuito cerrados, y otras filmaciones realizadas por personas que trasmitían en vivo los sucesos en redes sociales. En ninguna parte de la fundamentación de la acusación los representantes del Ministerio Público señalan de manera concreta cuál de estos videos correspondería a la conducta señalada a cada uno de nuestros compañeros. Al no identificar de manera precisa la prueba que vincularía las supuestas actuaciones delictivas de las personas acusadas es imposible saber en qué elemento concreto motiva tal o cual hecho punible. Esta desconexión genera una situación de indefensión.

 

 

Otro de los graves defectos del acta de acusación es que en ningún momento desarrolla la adecuación de los hechos que sostiene sobre cada acusado y el análisis riguroso que importa subsumir los hechos a los aspectos objetivos y subjetivos de los distintos dispositivos penales. Este defecto conlleva también la nulidad de la acusación, pues solo si existe un estudio serio de los hechos y las leyes penales acusadas pueden existir condiciones para la elevación a un juicio oral.

Sostenemos que la acusación es selectiva porque se realiza sin la certeza suficiente que debe tener un requerimiento así, certezas que deben partir de la porción de hecho que se atribuye a los compañeros procesados y a la vez sustentar ese relato fáctico con elementos probatorios que sean conducentes al fin de los mismos.

Los Fiscales incurren en inobservancia de las leyes y las garantías que regulan y limitan el proceso penal. Resulta más que oportuno permitirse dudar de la forma en que se impulsa el proceso y la forma arbitraria con la que se armó la investigación fiscal.

Vivian Genes

Conviene hablar de la duda razonable en materia penal, en esencia, este concepto se refiere a la facultad que tiene un juez de declarar que no existen suficientes pruebas o evidencias claras de la existencia de un delito o la participación de una persona en un determinado hecho. En tal sentido corresponde extraer algunas partes de la acusación planteada con respecto a la compañera Vivian y a los demás procesados.

En la acusación describe las supuestas acciones de nuestra compañera Vivian de la siguiente forma: “En las grabaciones de circuito de cerrado de seguridad se visualiza, que siendo las 20:08 horas, se encontraba en frente mismo de la casa «Colorado Roga», se observa que la misma introduce su mano en la mochila que llevaba puesta en la parte frontal  de su cuerpo y extrae un frasco conteniendo algún liquido in-flamante y escupe y activa un encendedor iniciando de esta manera el fuego, logrando que la pancarta de color roja con la inscripción ‘Asociación Nacional Republicana Junta de Gobierno Residencia Colorado Roga», se queme, para luego ser arrastrada por otra persona no identificada hasta el interior del local «Colorado Roga», así también se ha  corroborado que la acusada estuvo en varios momentos durante la manifestación conforme se observa en los informes pertinentes en donde se veía a la acusada con  una actitud poco pacifica”

En primer término el relato fáctico y la conducta que se atribuye a Vivian pierden fuerza porque no se determina exactamente la conducta punible, no detalla la acción desplegada concretamente, incluso utiliza materiales de movilizaciones anteriores para sostener la persecución hacia nuestra compañera, a falta de pruebas fehacientes que la asocien a los hechos del 17 de marzo. Otra cuestión que llama la atención de la escueta descripción que realizan los Fiscales de la causa es qué clase de hecho punible constituye una “actitud poco pacífica” atribuida a Vivian. Evidentemente constituye una aberración jurídica armada exclusivamente para perseguir y criminalizar la protesta social.

Nos mantenemos en alerta, denunciando que este proceso se encuentra amañado desde el primer acto procesal que cupo a la Fiscalía, ya que Vivian toma conocimiento de que hay un proceso abierto en su contra a través de las redes sociales de una periodista abiertamente colorada, caracterizada por sus ataques hacia los movimientos sociales que cuestionan a sus líderes partidarios. Este proceso judicial que lejos de defender el Estado de derecho y las normas de la República, solo pretende disciplinar la protesta social y perseguir a jóvenes que critican la gestión lamentable de Mario Abdo Benítez durante la crisis sanitaria.

Desde las organizaciones que la respaldamos creemos que es una clara muestra del intento de someterla a un proceso judicial para que deje de organizarse y luchar por sus derechos de manera legítima como garantiza la Constitución Nacional.

Como militantes organizados creemos que esto afecta gravemente a nuestras organizaciones, principalmente a las estudiantiles que venimos denunciando hace años hechos de corrupción encubiertos principalmente por sectores que responden al Partido Colorado, así como sucedió en el caso del ex Rector de la UNA Froilán

Peralta también denominado el “Ferrari de Kalé Galaverna” nos alarma la celeridad con la que inventan una acusación para detener y perseguir a jóvenes comprometidas con la educación como Vivian Genes, pero para procesar y condenar a autoridades estatales que han malversado miles de millones de fondos públicos debidamente expuestos y probados no hay interés ni celeridad por parte del Ministerio Público y Poder Judicial.

 

Aquí solo citamos los hechos más groseros de la serie deficiencias del trabajo de la fiscalía. Distintos sectores del pueblo trabajador conocen de cerca este tipo de golpes, pues han pasado por situaciones similares, donde componentes y líderes de organizaciones campesinas, sindicales, barriales han sido procesados de manera arbitraria a partir de sustentos antojadizos y relatos inauditos.

Vivimos un momento difícil, donde la crisis atraviesa a todos los sectores populares, y en el marco del cual el movimiento estudiantil organizado y la juventud están siendo atacadas. Requerimos de toda la solidaridad de las organizaciones sociales y políticas que reivindiquen la vigencia de los DDHH y se planten ante la arbitrariedad de los sectores de poder que maniobran a su antojo a la justicia. Si nos tocan a uno, nos tocan a todos”, concluye señalando.

#ProtestarEsUnDerecho  #LibertadAlos5

Comentarios