“Que se deje trabajar libremente a las radios comunitarias, sin el sháke permanente”

El comunicador social Carlos Goncalvez cuestionó el proyecto de los diputados Tuma y Bogado, que pretende regular el alcance de las comunitarias. “Ellas cumplen un rol social, no se las define por su potencia”, dijo quien conduce el programa  “La Ronda de lo Pueblos” y que fue nombrado como miembro suplente del Consejo Nacional de Radiodifusión, para representar a los trabajadores de radio y televisión.

1-Desde diciembre a hoy cambiaron los vientos en el ámbito de las comunicaciones en el país. De aprobar Conatel un nuevo reglamento que favorecía  a las radios comunitarias, pasamos a estar frente a un amparo que repuso el reglamento viejo y hoy frente a dos proyectos que regulan a las radios. Los proyectos Tuma-Bogado (que quiere delimitar a través de una ley que las comunitarias alcancen un máximo de 50 vatios) y el proyecto Acha (que pretende que el Estado dé publicidad a las radios en proporción al impuesto que pagan). ¿Como ves este momento?

Estas manifestaciones responden a una cultura autoritaria, en donde un sector de la sociedad paraguaya, llámese parlamentario, empresario, periodista, etc, desconoce a la persona su derecho de acceder a la comunicación.
 Indudablemente en los últimos años, más todavía desde el 20 de abril de 2008, el movimiento de las Radios Comunitarias, tuvo un gran impulso en nuestro país. Nunca visto en el corto tiempo de vida del movimiento (aproximadamente 20 años). Se agruparon en una Mesa Nacional. Debatieron sobre la problemática que les afecta (la ley, el sostenimiento, la infraestructura, capacitación, educación, conformaron redes, etc). Hasta presentaron a  la CONATEL un proyecto de reglamentación. Durante este proceso activaron de manera coordinada y planificada. Así ganaron y ocuparon espacios que genuinamente les corresponde. Hoy día formalizaron la Asociación de Radios Comunitarias.
Estos hechos evidentemente no son bien vistos por un sector de la sociedad, que históricamente se creyó dueño, hizo uso y abuso, hasta privatizó la palabra. Nunca se imaginaron o no tuvieron la capacidad de entender, que la comunicación es un derecho humano y por tal nada ni nadie puede apropiarse de ella y mucho menos cercenar la palabra o la libre expresión.

2-Lo que impulsó ambos proyectos aparentemente fue el hecho de que la SICOM sugirió a las binacionales publicitar en radios piratas. Según las denuncias desde Diputados, a través de Óscar Cáceres, mas no oficialmente. ¿De alguna manera podemos decir que esta contra-ofensiva desde Diputados es a partir de una impericia de la gente que compone SICOM? 

Si los parlamentarios dudan, están en su legítimo derecho de solicitar informes e incluso interpelar a la SICOM. Pero no tienen derecho a cortar la libertad de expresión.
Las Radios Piratas son mau e ilegales, a éstas se tendría que atacar.
Las Radios Comunitarias cumplen un rol social, no se las define por su potencia. Ellas (las comunitarias) se ocupan de las cosas de la comunidad. Instan al debate, a la participación. Conocen  el sufrimiento,  la alegría y esperanza de la gente.
Cómo se explica entonces que con el pretexto de evitar confusiones se las tenga que delimitar su potencia a 50 watts. Cómo, por ejemplo, la población de Carmelo Peralta a más de 700 kilómetros de Asunción accederá a una Radio Comunitaria con tan solo cinco cuadras de cobertura si la distancia entre comunidades fácilmente supera 50 kilómetros. En esta localidad y en muchas otras, las Radios Comunitarias, cumplen el rol del Estado. Entonces me parece absurdo argumentar que las mismas tengan baja potencia y no necesitan de alcance porque con 50 watts ya es suficiente.

3-Sondeé mínimamente, y estos diputados no consultaron con ninguna organización o instituto que trabaja por la comunicación ni las radios comunitarias para lanzar estos dos proyectos.  ¿Qué te parece a vos eso?

 Y eso me da la razón que actúan  con una cultura autoritaria. Pareciera ser que les molesta cuando la gente se organiza y reclama sus derechos.

4-Vemos un intento -muy frágil tal vez- de este gobierno a través de la SICOM de democratizar un poco más las comunicaciones y frente a eso vemos las estrategias de otros sectores de la sociedad que responden contra-atacando, ¿este gobierno podrá avanzar en sus planes o ya está paralizado en ese ámbito?

El otro día en la Radio (Fe y Alegría) en una entrevista a un dirigente campesino de Canindeju, me decía que el 20 de abril de 2008 con la victoria de Fernando Lugo se abrió una pequeña ventana al sector social y ese hecho generó avances importantes para el grupo. Incluso algunos ocupan cargos en el Gobierno. Entonces se aprovechó y se sigue transitando con la ciudadana, tratando así de practicar la democracia participativa.
Este hecho indudablemente no cae bien a la gente que históricamente gozaba de privilegios en nuestro país. Hoy día ya no se le cree al caudillo. La gente está dejando de lado el color, ya menos se fanatiza. Cada día se le hace más difícil al político tradicional de llegar a la gente. Muchos ya no manejan el aparato partidario y estatal. Me pregunto, en estas elecciones municipales, cómo financiaran sus campañas electorales. De donde saldrá el dinero?
Muchas veces los que vivimos en Asunción y sus alrededores desconocemos la realidad en el campo. No sabemos lo que pasa más allá de Calle Última, como se suele decir. Consumimos la politiquería  y la desinformación.

5-¿El desconcentrar y democratizar es más función del gobierno o de las organizaciones  y gremios que trabajan en la comunicación?

En nuestro país carecemos de un debate profundo sobre la comunicación. Cuando se habla de libertad de expresión, inmediatamente se relaciona con el periodismo. No se le tiene como referente a la persona que constitucionalmente esta garantizado su libre expresión.  Ña Ciriaca del asentamiento” Arroyito” de Concepción o don Ramón de Curuguaty  tienen el mismo derecho de expresarse como tienen Humberto, Aldo, o Antonio. Todos los sectores de la sociedad deberían ocuparse por la democratización y desconcentración de la comunicación. Es un gran desafío para nuestro país.

6-¿Qué sería lo mejor para las radios comunitarias? ¿Cuál es la importancia de las mismas para Paraguay?

Que se las dejen trabajar libremente, sin el cháke permanente. Las radios comunitarias son componentes activos en el desarrollo de una comunidad. Promueven la participación ciudadana y allí revisten su importancia para nuestro país.

 

Más informaciones:
http://www.abc.com.py/abc/nota/119417-Regular%C3%A1n-la-potencia-de-las-radios-comunitarias/
http://www.paraguay.com/nacionales/el-gobierno-nombro-a-los-integrantes-del-consejo-de-radiodifusion-17343
www.carligonca.wordpress.com
www.radiofeyalegriapy.org

Comentarios

Publicá tu comentario