“En Cerro siempre hay que ser protagonistas y creo que los jugadores lo han entendido”

Mario Grana, el nuevo técnico de Cerro Porteño habló con E’a.

Mario Grana.

Fotos: Alvaro Lo Bianco.

E’a habló con el nuevo técnico del Club Cerro Porteño, Mario Grana. Cuenta como se dió su llegada y las condiciones en que encontró al equipo. También habló de su anterior experiencia en el Club, de sus expectativas y del Chiqui Arce.

¿Cómo se dieron las negociaciones para que terminaras como técnico de Cerro?

En realidad me tomó por sorpresa. Cuando vine acá a principio de año vine a Deportivo Capiatá como técnico y jugador, error que no volvería a cometer, el de estar haciendo las dos cosas. Ya desde esa época la gente de Cerro me buscaba para que vaya a las formativas y cuando esto se dio, la idea era terminar en primera, pero no tan rápido. Hacia 2 meses que estaba en el club y fue todo muy rápido y sorpresivo porque también había gente arriba mío que hace años estaba en el club, y que bien podían  agarrar el interinato. Pero bueno,  los dirigentes se decidieron más que nada por el nombre y porque la gente me quiere. Me tocó hacer un poquito el bombero para apagar el incendio.

¿Cómo ves este nuevo desafío en tu vida?

La verdad que muy interesante, por momentos uno ve que esto es muy grande, ¿no? Y lo sorprende, pero uno está preparado. Uno jugó en el club, sabe las dimensiones que tiene el club y que cualquier cosa que uno diga o haga se va a sobredimensionar, tanto los éxitos como los fracasos, aunque no me gusten esas palabras , y eso no es tan fácil de sobrellevar.

¿En qué condiciones encontraste al plantel?

Bien, yo pensé que iba a encontrar un plantel con problemas dentro, con problemas internos, me sorprendió. Como dije a otros medios, me parece que Astrada estaba haciendo un buen trabajo donde no se le daban los resultados. Y como te dije antes, el empate o la pérdida se sobredimensiona y todo termina en que el resultado es el que manda y, quizá no el trabajo en si del entrenador, y se termina con Leo afuera. Pero yo me encontré con un plantel que estaba bien, con ganas de salir, con un cambio de técnico que siempre da nuevas esperanzas a todos.

¿Y cómo los viste anímicamente teniendo en cuenta lo que fue la Libertadores?

Yo me guío mucho por el último partido contra libertad donde Mingo se lesiona y tiene que salir, el equipo queda con uno menos perdiendo 1 a 0.  Justo cuando Mingo se lesiona le hacen el gol a Cerro y creo que ahí se vio una respuesta anímica muy grande porque fue a buscar con uno menos, y lo terminó empatando. Creo que eso es importante para un equipo. Quiso defender al técnico porque sabían que si perdían el técnico se iba y lo hicieron hasta donde pudieron contra un gran equipo, yo los vi bien al equipo.

¿Y qué es lo que crees que se tiene que mejorar?

Con respecto al último partido la definición, y no tener pozos dentro del mismo partido. Hay veces que empezamos muy bien haciendo lo que planificamos en la semana, presionando, siendo protagonistas, porque en Cerro siempre hay que ser protagonistas, creo que ese mensaje lo han entendido y lo están haciendo bien.  Pero cuando caemos en un pozo dejamos al rival agrandarse.  Eso nos pasó en este último partido. Nos llegaron dos veces y nos hicieron un gol, nos complicaron un partido que para mi forma de ver estaba muy controlado.  Hoy por hoy no tenemos margen de error, no es como otro cuerpo técnico u otro equipo que empieza de cero. Las ocasiones de gol que tengamos las tenemos que plasmar en el arco, porque si seguimos perdiendo puntos el sueño del campeonato quizás se vaya alejando de a poco.

¿Qué recuerdo o anécdotas tiene del Cerro Campeón con Mario Grana como líder?

"Se viene el centenario y quizá sea el campeonato más importante de la historia de Cerro, porque queremos estar en la Libertadores"

Hay muchos recuerdos, muchas anécdotas. Quizás hablando de partidos en sí, el grupo marcó una diferencia. Creo que fue el tercer campeonato que ganamos y nadie creía que íbamos a ganar. Recuerdo que Olimpia nos llevaba como 7 u 8 puntos, nos juntamos en un vestuario, hablamos, nos comprometimos a que el equipo no se podía olvidar de ganar. Cuando eso habíamos entrado en un bache  y después ganamos todos los partidos seguidos llegando al anteúltimo partido, contra Olimpia, con 2 puntos abajo. Y bueno, se dio el primer banderazo, la gente vino a la concentración, nosotros salimos a hablar con ellos porque había una duda de que íbamos a empatar  y nos reclamaban eso. Les aclaramos que nosotros íbamos a salir a ganar y empezó un partido muy raro porque nos hacen un gol de mitad de cancha, con un error entre Danilo y Carlitos Báez que dejan picar la pelota y se la meten por arriba, errores normales de un partido y ya parecía que era el campeonato de Olimpia. Y terminamos ganado 3 a 1 y jugando bien, con una personalidad muy grande y creo que es partido nos dio el campeonato, ya nosotros ese día festejamos a pesar de faltar una fecha.

Algunos de tus dirigidos fueron en su momento compañeros tuyos ¿cómo se da la relación con ellos?

Clara, una cosa era cuando éramos compañeros, incluso con algunos soy muy amigo como el caso del Ganso, somos de compartir con las familias, nos prestamos auto, pero siempre tenemos que pensar también en lo mejor para Cerro. Y hay veces que lo que es mejor para Cerro no se piensa con el corazón sino con la cabeza, pero siempre teniendo los principios y las cosas bien claras. Seguimos siendo amigos, ahora por ejemplo a Pedro no le toca jugar y seguimos hablando por teléfono todos los días, como antes de que yo sea técnico.

Como ex técnico de las inferiores del Club ¿qué lugar le pensas dar a los más jóvenes?

Creo que ya la posición esta clara. Hemos hecho debutar dos chicos, hemos llevado chicos otra vez al banco, tampoco queriendo quemar etapas ni perjudicar al chico ni perjudicar al grande que ya tiene contrato. El que este mejor va a jugar. Si los chicos están bien y se ganaron el lugar como lo hizo Alexis, como lo hizo Claudio Estigarribia, lo van a tener.

¿Cuáles considera que son sus mayores logros profesionales?

El haberme mantenido 20 años jugando al fútbol. Creo que ese es el mayor logro fuera de campeonatos y cualquier titulo. Mantenerme, hacerlo en un buen nivel y haberme retirado en el momento oportuno. Estoy satisfecho por  haber tomado las decisiones correctas y haberme cuidado, gracias a eso hoy estoy bien a pesar de hace rato no jugar y contento de que mi físico todavía me lo permita.

¿Qué opinión le merece el fútbol paraguayo tanto a nivel de clubes como de selecciones?

La selección creo que ha marcado un ascenso increíble de la mano del Tata, creo que fue un antes y un después. Hay pocos técnicos que marcan un antes y un después con un buen fútbol en particular, y creo que el Tata ha sido uno de ellos. El fútbol paraguayo a mí siempre me gusto, me parece que es muy competitivo, que hay muy buenos jugadores que por algo van afuera. Lo que pasa a veces es que al irse tantos jugadores, cuesta  retomar el nivel del fútbol local, no es fácil.

¿Y qué te parece Chiqui Arce como actual técnico de la selección?

Chiqui para mi es un referente muy importante del fútbol paraguayo, va a tener la mochila quizá de tener al Tata de antecesor y tiene que hacer lo mismo o superarlo y no es fácil. No es fácil porque hay un recambio también generacional en la selección, lo cual le toca hacer a él y  yo lo veo con la capacidad suficiente. Personalmente y me parece una persona excelente, y eso es una cualidad muy importante para cualquier ámbito de la vida. Creo que va a sacar la selección adelante. Y es injusto, pero tiene mucho más presión por ser paraguayo. Como que lo que dice el entrenador  extranjero es palabra santa y el entrenador paraguayo dice lo mismo y no se lo toma tan en serio. Yo creo que acá hay grandes entrenadores.

¿Mourinho o Guardiola? ¿Por qué?

Me gusta más el fútbol que hace Guardiola, me parece una persona más respetuosa. Mourinho, aunque uno no lo conozco más que lo que muestran en la televisión, me parece mucho más soberbio, una persona que no trata tan bien a los demás y a mí con eso, por más que gane todos los títulos del mundo no me simpatiza, y me parece que Guardiola guarda más el decoro, trata mejor al jugador de fútbol,  a parte que tiene un equipo que hace un fútbol espectacular.

¿Un mensaje para el público azulgrana?

Y que uno entiende la presión que tiene acá, y que sabe que de ser ídolo puede pasar a ser villano. De mi parte por lo menos espero mantenerme tranquilo y que eso no me afecte, sé que si no ganamos el primer insultado voy a ser yo, pero es un riesgo que sabía iba a correr,  sabemos que tenemos que ganar todos los partidos, sabemos que el sueño del cerrista es salir campeón, este es el sueño nuestro.  Se viene el centenario y quizá sea el campeonato más importante de la historia de Cerro, porque queremos estar en la Libertadores, y eso fue lo que le dijimos a los jugadores. Les pido que alienten hasta el final y que después del resultado que digan lo que quieran. Hasta ahora esto se ha cumplido, el aliento ha estado y esperemos que el sábado, que jugamos contra Luque, el aliento sea tan grande que nos haga ganar.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.