“Con Internet y lo digital, la fotografía es un lenguaje en auge”

El fotografo paraguayo Amadeo Velázquez participa de una muestra Iberoamericana en México.

Su exposición de fotografía documental se denomina «Sueños arrebatados», sobre la vida en un Hotel Migrante, en la frontera entre EEUU y México. «Con las nuevas leyes anti-inmigrante de algunos Estados de Norteamérica comenzó una especie de cacería de migrantes».

Fotografias del Hotel Migrante, de la muestra "Sueños arrebatados", de Amadeo Velázquez.

Ayer se inauguró la Cuarta muestra de Arte iberoamericana, en México. De la misma participan 20 artistas de 15 naciones y 5 disciplinas. En representación de nuestro país se encuentra participando el fotógrafo paraguayo Amadeo Velázquez. En esta entrevista nos cuenta un poco sobre esta experiencia y nos habla de su trayectoria dentro y fuera del país. Su proyecto de fotografía documentales se llama  “Sueños Arrebatados” que se encuentra desde ayer en  el Centro Nacional de las Artes de la Ciudad de México.

¿Cómo fue que empezaste a sacar fotos? ¿A los cuántos años?

Siendo hijo y nieto de fotógrafos, siempre estuve cerca de la fotografía. Empecé a sacar fotos a los 13 años, mi papá tenía un estudio fotográfico y allí tuve mis primeros acercamientos con la fotografía.  A los 14 años hacía fotos para una revista deportiva cubriendo eventos de lanzamientos y esas cosas.

¿Desde cuándo estas por México? ¿Cómo fuiste a parar ahí?

En el 2005 entré a México por primera vez. Entré por Tenosique, Tabasco, navegando en un río sobre una canoa con inmigrantes ilegales que viajaban rumbo a los Estados Unidos. Mariel (mi esposa) y yo éramos los únicos que portábamos documentos. Al Naranjo, un pueblo de Guatemala que sería el lado guatemalteco de la frontera, llegamos con alrededor de 50 mojados, indocumentados hondureños y salvadoreños principalmente. Ese viaje fue largo pero estuve por Yucatán y Quintana Roo alrededor de 2 años. De ahí fuimos a la Argentina, allí nació nuestra hija. Estuvimos 2007 y 2008 por allá. En el 2009 surge la posibilidad de trabajar para un periódico de Zacatecas, entonces regresamos a México.

¿Cómo se dio tu participación en esta muestra?

"Sueños arrebatados".

La 4ta. Muestra Iberoamericana de Arte Contemporáneo, es la exposición final resultado de una beca de la que fuimos beneficiarios 20 artistas de Iberoamérica (Latinoamérica, España y Portugal). Fueron 3 meses de apoyo de las instituciones de cultura de México y España, para que estos artistas desarrollen un proyecto. Fuimos 20 artistas de 15 naciones y 5 disciplinas. Yo representé a Paraguay con este proyecto de fotografía.

¿Podes hablarnos un poco de tu último trabajo?

Este último trabajo tiene que ver justamente con el fenómeno migratorio en la  línea fronteriza entre EEUU y México. Concretamente en la ciudad de Mexicali, en el Estado de Baja California, a 3 horas de Tijuana y aproximadamente 4000 km. por tierra del DF. Pero este trabajo no trata sobre los migrantes que intentan llegar a México luego de su larga travesía, si no de los que ya estaban viviendo en los Estados Unidos y fueron deportados. Muchos de los migrantes mexicanos o centroamericanos que llegaron a entrar a Estados Unidos pudieron lograr su tan anhelado sueño americano. Algunos no solamente ya tenían un buen trabajo, si no que ya eran contratistas, tenían sus propias empresas. Pero de repente son deportados. Con las nuevas leyes anti-inmigrante de algunos Estados de Norteamérica comenzó una especie de cacería de migrantes. Se los detiene en la calle, la propia policía actualmente tiene autorización para detenerlos si consideran que por el aspecto puedan ser migrantes indocumentados. Entonces a muchos se los agarra en la calle rumbo a su trabajo por ejemplo. Se les pide papeles y si no tienen se los envía a Migraciones para ser deportado. No tienen posibilidad de sacar nada, ni de avisar a nadie. Están detenidos un par de días y después son sacados en la madrugada por varias ciudades mexicanas. Entre ellas, Mexicali, allí hay un edificio que se conoce como Hotel Migrante. Ese lugar fue efectivamente un hotel hace mucho tiempo (tiene más de 100 años) hasta que quedó abandonado. Un grupo de deportados tomó el edificio hace un poco más de un año y lo están reacondicionando para que sirva de refugio, de albergue para deportados. Como te digo muchos de los deportados es gente que estaba desde hace muchos años viviendo en los Estados Unidos y cuando son deportados están totalmente perdidos, sin dinero, sin ropa, sin saber ni siquiera donde están, vulnerables de asaltos y hasta agresiones y robos de la policía mexicana.

"Sueños arrebatados".

¿Cómo es Mexicali?

Mexicali es un lugar inhóspito. Cuando llegué hacía un calor de 48 grados. Está por debajo del nivel del mar. Es desierto de arena y rocas. La mayoría de los migrantes intenta incansablemente volver a entrar, y los intentos de cruce, como todos lo saben, pueden ser mortales. Mueren deshidratados o hasta por picaduras de cascabeles. En esta ciudad la gente toma suero así como en Paraguay se toma tereré, todo el tiempo. Los migrantes no tienen nada que hacer allí, no pueden regresar a sus lugares de origen. Y tampoco pueden volver a entrar a Estados Unidos porque está mucho más complicado y controlado que antes, cuando entraron por primera vez. Conversé con uno que tenía 26 años, y había entrado a los 3 años en los brazos de su mamá, vivió toda su vida allá, se educó allá y ahora está en su país natal digamos pero no tiene nada que hacer aquí. No es de aquí. Esto es larguísimo y muy complejo. Por eso en este trabajo me focalizo exclusivamente en la vida que viven los que pasan por el Hotel Migrante. Allí conviví con ellos durante el tiempo que duró esta beca que me fue dada por el Fonca, CONACULTA y Aeci para desarrollar mi proyecto. Dormí con ellos en el piso, el lugar no tiene grandes comodidades. Los cuartos no tienen puertas ni ventanas. No hay luz. De noche es oscuridad total y es cuando llegan los deportados.  Estos pueden ser 20 o 120.

¿Qué pensas en general de la fotografía en Paraguay?

En Paraguay y en todos lados hay toda una movida fotográfica que crece. Con las bondades de Internet y lo digital, la fotografía es un lenguaje en auge. Y que suerte que sea así, porque de esa forma muchos pueden llegar al conocimiento en forma autodidacta. Cuando yo quise estudiar fotografía más a fondo en Paraguay, no supe dónde ni como.

¿Con qué medios trabajaste? ¿Qué otros trabajos hiciste afuera?

"Sueños arrebatados".

En Paraguay trabajé para el diario Hoy, Popular, ABC, Revistas Wild y Teveo, entre otras. Y afuera he colaborado con varias publicaciones y agencias. Colaboro desde hace más de 10 años con una agencia de fotos de Suiza que se llama Latinphoto. A través de ellos mis trabajos se publicaron en diferentes revistas de Europa. Colabore para agencias de México como MVT de Toluca y Maya Comunicación de la Ciudad de México. En Quintana Roo trabajé para periódicos locales y también para TV Azteca. Colaboro con las revistas THC de Argentina y Cañamo de Chile. Actualmente colaboro también con la agencia de publicidad Diálogo de la Ciudad de México.

¿Tenes algún proyecto en mente?

Tengo varios proyectos en mente, todo el tiempo. Pero ahora prefiero disfrutar de la culminación de uno de ellos. Hoy se inauguró la muestra de “Sueños Arrebatados” en el Centro Nacional de las Artes de la Ciudad de México.  Creo que el siguiente paso es ver como condensar este documento en una publicación para que quede el registro y pueda llegar a otros destinos.

El Hotel Migrante.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.