“…se sigue viendo la comunicación como una oficina de prensa”

Augusto Dos Santos asegura que por primera vez se habla de política de comunicación en el Estado.

"Sin querer ser pretenciosos estamos fundando las políticas de comunicación del Estado".

El ministro de comunicación de Fernando Lugo habla de los avances y las dificultades  en su tarea de construir una política de comunicación en el Poder Ejecutivo, de la relación del gobierno con los grandes medios y del desarrollo de proyectos de creación y fortalecimiento de los medios públicos y estatales. Aquí la entrevista:

Contame cómo y cuándo surgió la idea de crear la Sicom (Secretaría de información y comunicación para el desarrollo) en el gobierno de Lugo…

En los tiempos de la campaña electoral trabajamos un proyecto de comunicación que fuera más allá de lo tradicional, instrumental y gacetillero. Concebimos dos líneas, una de comunicación para el Desarrollo y otra de comunicación pública como innovadoras en este marco. El Presidente acompañó el proyecto y nos convocó a ejecutarlo. Es una experiencia interesante porque fue una decisión de nombramiento que  se centra en un proyecto previo, lo cual me honra.

Parece un avance la creación de la Sicom, comparada con aquella Subsecretaría de información que el dictador tenia durante la dictadura, y que en realidad era una pequeña oficina de gacetillas…

Más que nada porque es la primera vez que en el Estado Paraguayo estamos hablando de políticas de comunicación. Sin querer ser pretenciosos estamos fundando las políticas de comunicación del Estado, cómo funcionan las políticas ambientales, las educativas, las infraestructurales. La comunicación  pública parada en el sitio de la ciudadanía, desde donde se establecen capacidades para que las comunidades  tomen parte – participen- de los hechos políticos y burocráticos del Estado desde una comunicación que responda a sus intereses.

El contraste es rotundo. Estamos hablando por ejemplo de una Agencia Informativa  Nacional  que tiene un lenguaje equidistante y no propagandístico, hablamos de nuestras radios nacionales con el eco democrático de todos los sectores y hablamos, por citar otro ejemplo, de un Canal Público que no solo tiene todo lo citado precedentemente sino que se manifiesta No gubernamental, lo cual no supone que sea Opositor, sino que será permanentemente ciudadano, transmitirá desde los intereses de la ciudadanía. ¿Quién hubiera pensado que tendríamos el primer canal público del continente donde todos los cargos , todos,  están siendo concursados, y no solo los cargos, sino también todas las programaciones, cada programa será un proyecto con sostenibilidad social. Es inédito.

¿Qué nivel de comprensión te parece que tienen hoy el presidente de la República, los altos funcionarios del gobierno, incluso los políticos de la alianza que apoya al gobierno, sobre la importancia estratégica de la comunicación en el Estado?

"¿Quién se ocupa en averiguar, por ejemplo, como hizo un terrateniente brasileño para merendarse la mitad del país y al mismo tiempo aparecer como el referente eficiente de los agronegocios?"

El Presidente es el principal entusiasta de la idea, su discurso en la inauguración del canal público pinta a cuerpo entero su vocación en este sentido. Es cierto que muchos no comprenden la importancia estratégica de la comunicación. La mayor dificultad estriba en la comprensión de la comunicación como un hecho social, como un patrimonio social. La mayor parte de la burocracia y la clase política cree que la única comunicación es la informativa o la instrumental propagandística; pero eso es así no solo en este ámbito, no se olviden que las políticas de género, de inclusión, etc., también tardan en aclimatarse. Para el Presidente ésta película está muy clara, pero no pasa con todos. También tenemos desbalances de comprensión en el sector privado; pero donde encontramos gran apoyo es en la ciudadanía, en los sectores académicos y sociales que comprenden que la comunicación pública es un derecho y que son sujetos de derecho de esta comunicación.

Es cierto que debemos avanzar aun mas, por ejemplo asegurar que en la reestructuración del Estado el modelo de una institución de políticas de comunicación se sostenga y no se pierda esta conquista que es genuina de este proceso.

¿Y porqué la Sicom tiene tan escaso presupuesto, y recursos humanos,  si se entiende que la Sicom ejecuta la política de comunicación del gobierno y la comunicación es estratégica para cualquier gobierno?

Por eso, porque se sigue viendo la comunicación como “la oficina de prensa” que es lo mismo que ver la reforma agraria como “un pedazo de tierra”. Hay personas que tardan mucho tiempo en entender que la comunicación no solo es un derecho humano, sino también es un procedimiento cívico de participación, la comunicación es un hecho ciudadano, es un escenario político donde se debate la agenda de estos y los próximos tiempos.

Obviamente, cuando la ciudadanía no se apropia de la comunicación y es solamente oyente, lectora o televidente, esto es funcional a las peores miradas políticas.

Yo he visto a un Lugo decidido para reformar las FF.AA y cuidarse las espaldas, una institución estratégica para la estabilidad de cualquier gobierno. Sin embargo, no veo la misma decisión en él en un espacio más estratégico aún, para mí, como la comunicación dentro del Estado…

El Presidente Lugo es un compañero en estas reivindicaciones; él comprende y acompaña con toda lealtad estas posturas sobre una política comunicacional que se inserte en lo social y construya desde allí el proceso de cambio. Creo que la falta de una decisión política más homogénea, al respecto debe buscarse en la actoría política  y que a veces no conjuga sus acciones con los postulados  que lograron la confianza popular el 20 de abril del 2008.

¿Se puede calificar de más difícil la relación de este gobierno con los medios masivos privados comparado con los anteriores gobiernos colorados? Los grandes medios digo…

Algunos medios han demostrado pavor ante la posibilidad del fortalecimiento de medios que en otras sociedades como Estados Unidos, Argentina, Colombia o Europa forman parte del panorama normal de las comunicaciones y nos atribuyeron cierto apoyo preferencial. En realidad el 99,9 por ciento de la torta publicitaria se destina a los medios comerciales, un pequeño margen residual para los medios públicos y nada para las comunitarias. Claro que nos interesa el fortalecimiento de las radios comunitarias, faltaríamos a nuestra misión si no pensáramos de esa manera y creo que tenemos muchas materias pendientes en este orden.

La gente percibe mucha hostilidad hacia el Presidente Lugo y el Gobierno pero este es un liderazgo que llegó donde llegó a pesar de los hostigamientos; no se olviden que a Lugo lo calificaban de terrorista, de secuestrador, etc., antes del 20 de abril, pero la comunidad nacional dio la espalda a esas campañas de desprestigio. Las encuestas demuestran que la gestión del Presidente tiene el mismo respaldo que en el tiempo de las elecciones, sigue estando a la cabeza en materia de popularidad, pese a los esfuerzos que se hacen para negarlo.

Creo también que en gran medida es un rol que deben cumplir los medios. El concepto en los medios comerciales más competitivos es que la posición más saludable es la de “contrapoder”, y bueno, no coincidimos pero aceptamos este juego y no vamos a hacer nada que evite la crítica o la acalle. Somos intransigentes en la defensa de la libertad de expresión.


"El concepto en los medios comerciales más competitivos es que la posición más saludable es la de “contrapoder”, y bueno, no coincidimos pero aceptamos este juego"


¿Qué papel te parece que pueden jugar los medios públicos en la construcción democrática de un país como Paraguay?

Los medios públicos deben ser necesariamente una formula de representación genuina de los intereses de la ciudadanía. Ellos no deben ser ni oficialistas ni opositores, deben  ser incondicionalmente ciudadanos, el secreto de su buen funcionamiento es el proceso de autonomía en su gestión que le posibilite estar lejos de cualquier sectarismo.

La grave misión de los medios públicos es demostrar la estructura de los grandes problemas nacionales que siempre se demuestra sectaria, siempre como una fotografía casual de un momento o un interés y pocas veces como una visión holística y generosa de lo que en realidad sucede.

Un típico ejemplo vivimos en estos días cuando en el debate y en la agenda se ubica como único tema la seguridad jurídica en la cuestión de la tierra, olvidándose en la agenda otras cuestiones.

¿Quién se ocupa en averiguar, por ejemplo, como hizo un terrateniente brasileño para merendarse la mitad del país y al mismo tiempo aparecer como el referente eficiente de los agronegocios? ¿Alguien se ocupa de estos temas?. Bueno si, Julio Benegas y dos o tres mas; pero en verdad, los medios públicos deben demostrar que tienen mucho tiempo para el análisis estructural y nada de tiempo para el baile del caño, por citar un ejemplo.

Es cierto que esta fortaleza es al mismo tiempo una amenaza porque las estructuras de injusticia (que son la peor pornografía del Paraguay de hoy) arriesgan entrar en una radiografía mediante estos espacios de debate democrático y plural.

La pluralidad es un elemento vital en el proceso de los medios públicos. En la concepción periodística de los mismos deben estar todos los sectores, empresarios, campesinos, opositores, oficialistas, colorados, liberales, comunistas, porque de eso se trata: evitar preeminencias y ofrecer una oportunidad para la democratización del dialogo.

A partir de lo ya hecho en materia de comunicación dentro del gobierno, qué pasos quedan por ir dando…

En breve, estamos habilitando el primer Instituto de estudios superiores en comunicación para el desarrollo en América Latina. Será un paso importante para que la academia se comprometa con estudios de comunicación con incumbencia en los procesos de desarrollo y cambio social. Otro paso que esta por encararse es la continuación del proyecto de medios públicos en el interior. Vamos a refundar una emisora emblemática en el sur, Radio Encarnación, y avanzamos igualmente en el diseño del primer Canal Público agrícola en el interior, que se ocupará de contribuir con técnicas de producción  y economía familiar campesina.

Vamos a dejar, al 2013, una estructura de comunicación estatal inédita que en gran medida persistirá en el tiempo, gracias a los procesos de apropiación ciudadana.

¿Y hay coincidencias en el sentido de jerarquizar aún más la comunicación institucional dentro del gobierno de Lugo, o no…?

Creo que la palabra lo tiene el Presidente Lugo y hasta el momento su palabra fue muy clara. El nacimiento de SICOM es una muestra de ello. Debemos continuar este rumbo y es importante la discusión que hoy existe sobre el proyecto de una mejor funcionalidad del Estado. Creemos que se requiere mayor debate, para lo cual es indispensable el involucramiento de los sectores sociales, la ciudadanía, la academia, que es la destinataria de estos avances. Y finalmente todos son sujetos de derecho de una comunicación pública. Por lo tanto deben resguardarla.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.