Entrevista a Renate Costa: “ ‘Cuchillo de Palo’ es una película sobre la aceptación”

Renate Costa y su filme “Cuchillo de palo” disfrutan de un gran éxito a nivel internacional. La película relata la vida de Rodolfo Costa, uno de los 108 homosexuales perseguidos durante la dictadura estronista. La realización que estremeció a la Berlinale, en Alemania es una investigación que recorre las listas de la policía de la dictadura, que incluía a muchos homosexuales, entre ellos su tío.

Quisiéramos que nos hables de cómo surgió la idea de realizar un documental, sobre todo cuando tratas un tema familiar.

La idea surgió años después de la muerte de mi tío Rodolfo, a quien dedico el documental. Cuando él murió dijeron que falleció de tristeza. Fue mi tío artista, quería ser bailarín, fue modelo, era muy alegre, lleno de colores. Por eso esa respuesta me llenó de curiosidad ¿Es posible morir de tristeza? ¿Cómo fue la vida de una persona que muere por esta causa? Pasó el tiempo y fui conociendo más casos. Por ejemplo, en parejas que llevaban muchos años juntos, cuando el esposo moría, al poco tiempo le seguía la mujer. Con los animales se ve mucho este tipo de muertes.

Coméntanos sobre el argumento de tu documental que, más allá de la historia, seguramente tiene un fin

La verdad es que no creo que el cine pueda «cambiar» la sociedad, pero sí que uno se puede expresar de manera audiovisual para expresar su reacción ante ella. José Saramago decía que él no escribía para agradar o desagradar, sino para desasosegar. Lo decía de forma irónica, pero es la forma que tiene el arte de romper con los viejos paradigmas de una sociedad. La nuestra sufrió una dictadura tremenda donde se rompieron muchos valores sociales que desde antaño honraban al paraguayo. El hecho, por ejemplo, de que un “pyragüe” tenga la potestad de informar al muy fuerte dictador o al régimen sobre tu vida íntima me parece algo terrible.

En el caso de las persecuciones a los homosexuales, la sociedad civil tuvo mucho que ver. En la primera represión, lectores del diario piden a Stroessner que “elimine la lacra social”. La gente pensaba que era una enfermedad que venía del exterior del país. Esto se puede leer hoy en la Biblioteca Nacional. O sea que el aparato represor tenía carta libre para perseguir y amedrentar a estos hombres, muchos de ellos, opositores políticos o enemigos del régimen o gente común, que nada tenía que ver con la homosexualidad. Se hicieron incluso dos listas.

La primera, en la cual llegaron a ser 108 hombres yo sólo la cito en la película. Esto fue en 1959. La segunda, que es la que toca la vida de mi tío y de cientos de hombres más, fue en el año 1982. Ésta fue repartida por oficinas públicas, colegios, universidades… la discriminación social fue inmensa.

¿Te encontraste con obstáculos para obtener los testimonio?

El haber aparecido en una lista fue algo muy duro, quizás lo más duro para todos los hombres nombrados en ella, porque pasaron a ser figuras públicas de algo que se consideraba vergonzoso. La lista contiene datos que violan la intimidad de algunas personas, tiene muchos datos falsos, supuestas delaciones y delaciones reales entre los mismos detenidos, direcciones, teléfonos, así que todo el mundo conocía ese aspecto de la vida que es de cada uno.

Fue una herida muy profunda en esos jóvenes, en muchos sentidos porque no podían denunciar lo que les pasaba, algunos sufrieron graves torturas físicas, psicológicas y sexuales, ningún abogado se animaba a tomar los casos y defenderlos. Una locura. Y encima de todo, se convertían en la vergüenza de la familia o perdían a sus amigos.

Muy fuerte. Esto hizo tanto daño que volver a hablar de la lista revive viejas heridas muy mal cicatrizadas y hablar de algo que duele, cuesta mucho. Hay gente que me dio su testimonio y no quiso que diga su nombre, pero sí que estuvieron dos meses detenidos y el trato fue inhumano. Estos casos son desconocidos para la sociedad actual, para mí es muy importante dignificar a las personas.

¿Cuál fue la reacción del público, de la prensa y de tus colegas europeos sobre “Cuchillo de palo”?

La misma trama, al ser documental, es una búsqueda de la verdad. Mi papá es uno de los personajes principales y aparece en varias escenas. Todo es real. La gente se identifica mucho en la forma en que mi papá y yo (que también aparezco) discutimos sobre por qué no me dejaron acercarme más a mi tío, conocerlo mejor. Son diálogos intensos que reflejan un cambio generacional. Yo le pido explicaciones. Él esquiva algunas, responde otras y calla cuando no puede más. “Cuchillo de Palo” es una película sobre la aceptación, que sólo se puede dar cuando el amor es incondicional. Esto suele pasar en las relaciones de padres-hijos. Es algo mágico, porque las cosas terminan funcionando a pesar de lo diferentes que somos unos y otros. Esta relación entre mi padre y yo es la que hace que la película sea tan universal. A todos nos cuesta hablar con nuestros padres de temas «delicados» y él fue muy valiente en ayudarme a hacer esta película y responder a todas mis inquietudes… o a las que podía.

«Cuchillo de Palo» también retrata una sociedad, la de los ochenta, gente de la noche que conocía a mi tío. Ese mundo es tratado con mucho respeto, conocí a personas maravillosas, que me enseñaron y me enseñan mucho. Mi tío tuvo buenos amigos, muy divertidos, extravagantes, rompedores de los esquemas sociales en los que estamos encerrados.

¿Cuáles son tus expectativas del estreno en Paraguay? ¿Cómo crees que será la reacción del público paraguayo?

Tengo el apoyo de mis padres para el estreno. Sé que el mostrar la película en Paraguay puede dañar la sensibilidad de algunas personas, pero la hice con sumo respeto, con mucho cariño y con las mejores intensiones. Conozco nuestra sociedad, aunque tengo un pie en Barcelona, no despego el otro de Asunción y creo que el estreno va a ser muy emotivo, muy lindo. El espectador paraguayo está más abierto a nuevos lenguajes, las sociedades actuales necesitan historias sinceras y esta es una de ellas. Además se valora lo nacional y la trayectoria que está teniendo “Cuchillo de Palo” es muy buena. Para mucha gente es un orgullo, para otros, los que todavía se enquistan en la mentalidad anterior, será un choque. Es una película que toca una persecución, así que es duro conocer qué pasó, pero hace mucha falta. “Cuchillo de Palo” trata de dos temas tabúes, la homosexualidad y el abuso de poder en la dictadura, las aguas estarán muy movidas.

¿Qué ventajas tuviste al hacer el estreno mundial en Berlín? ¿Cuáles son las diferencias si estrenabas en Cannes o La Berlinale es uno de los mejores festivales del mundo?

Estuvimos en la sección oficial panorama, la más importante después de la Selección Oficial. Para nosotros fue un gran logro que sigue dando frutos. Además también estuvimos en Cannes, en una sección paralela pero oficial llamada ACID, que programan directores franceses. Ambos festivales son inmensos y le dieron gran visibilidad a la película. En los Festivales más pequeños, en todos los que fuimos hasta ahora, ganamos premios y menciones.

Es una bendición. Ahora irá a la Viennale (Austria), al Festival de Baldivia (Chile), nos confirmaron Goteborg (Suecia), también Noruega, Amsterdam, Polonia… Es un documental pequeño pero que a la gente le toca la fibra, les conmueve y eso es muy gratificante.

Quisiéramos que nos respondieras como profesional y, por otro lado, a nivel personal ¿cómo te sientes al culminar esta obra?

A nivel personal es una película muy difícil, donde pongo mucho de mí misma, de mi historia familiar, de mi forma de pensar. Realmente puse todo de mí y ahora estoy en un periodo donde me siento vacía. En silencio. Tengo la suerte de tener cerca a mi papá, de tener su aprobación, su cariño, todo su apoyo. A veces pienso que estaba predestinado, porque cada paso fue difícil de dar, a veces tardábamos muchísimo en empezar un rodaje, en conseguir un fondo, pero cuando todo parecía caerse por la borda, se abría la puerta.

A nivel profesional crecí mucho. Las productoras de Barcelona, que tomaron el proyecto, lo hicieron suyo y así cada persona del equipo. Tuve suerte, pienso. Estoy muy agradecida con toda la gente que nos ayudó. En Paraguay trabajar con Natalia Benitez, Victor Rocholl y Gabriella Zucolillo fue un placer. Y la entrada de Berta Rojas con una música en los créditos finales es el broche de oro. Agradezco también al Fondec y al Fodecica que me apoyaron siempre. Espero que gocen de buena salud y se siga filmando cada vez más en Paraguay

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.