¿Y los 77 dirigentes campesinos asesinados?

El Informe Chokokue, elaborado por Codehupy, comprobó con documentos que, de 1989 a 2004, fueron asesinados 77 dirigentes campesinos en el país. El gobierno de Fernando Lugo no movió un dedo para que los responsables sean condenados.

Fernando Lugo asumió la presidencia de la República en agosto del 2008. Entre las muchas promesas que no cumplió por seguir una línea política conservadora ( esto es realizar cambios institucionales al viejo Estado pero no afectar los intereses de los poderes reales), Lugo y sus aliados no movieron un dedo, políticamente hablando, para impulsar los procesos judiciales que terminen condenando a los responsables intelectuales y materiales de los 77 dirigentes campesinos asesinados,  según demuestra el riguroso trabajo de investigación realizado durante dos años y publicado en un informe en el mes de julio del 2007, de autoría institucional de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy).

Me dirá el lector que las cuestiones judiciales no son competencia del Poder Ejecutivo. Que la responsable de la impunidad en el caso de los campesinos asesinados es la justicia ordinaria. En puridad esto es cierto. Pero en la realidad, la política, el poder, puede construir agendas en las que el Poder Judicial termine entrando y jugando. Es asi en cualquier democracia fuerte, aún en los países donde más parece que la justicia es independiente, como Alemania, Suecia, Ee.UU., Francia…etc.

En el caso paraguayo, y más específicamente el asesinato masivo de dirigentes campesinos, el Poder Ejecutivo no impulsó agenda alguna porque justamente el gobierno de Fernando Lugo viene aplicando una política represiva, en muchos casos aún más intensa que los anteriores gobiernos colorados, contra los movimientos sociales, princinpalmente  contra el campesino. Recordemos  que en la era Lugo ya fueron asesinados, en diferentes circunstancias, 8 dirigentes campesinos.

Pero lo extraño de esta política represiva no es ya tanto que el otrora Obispo  de lo pobres ofrende palos y balas a quienes justamente dijo que protegería, sino que, para esto, tenga como aliados a las principales organizaciones campesianas y partidos de izquierda, que tuvieron timidas reacciones ante los últimos asesinatos y que culpan de los crímenes  hasta al panchero, menos  al gobierno de Lugo.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.