¿Que se esconde detrás de la detención de Dominique Strauss Khan?

Pese a lo que dicen nuestras justicias occidentales, siempre se acusa primero y el acusado tiene que demostrar su inocencia.

Por Felipe Vallejos

Muy interesante punto, ciertamente, todas las teorías conspirativas tienen «algo» que dan que pensar, y hoy por hoy puede ser cualquier cosa en un mundo donde los defensores de Occidente se vanaglorian públicamente de matar a su enemigo y arrojar el cadáver al mar, además de anunciar como buenos cowboys que siguen siendo que van a «liquidar» al nuevo cabecilla del Al Ka Selzer nungá.

Pero la acusación de todos modos es grave. Y si una mujer dice que ha sido golpeada y violada, no dudo un instante de qué lado me pongo y, por el contrario, me importa un comino quién es el acusado.

Es cierto que la justicia yanqui deja mucho que desear y que como amos del mundo pueden inventar -y de hecho inventan- la trama que quieran para salirse con la suya. Ellos hacen lo que quieren. Inventaron lo de las armas de destrucción masiva en Iraq, se cagaron en las Naciones Unidas y reventaron a Iraq. Se jactaron de haber agarrado a Hussein y también festejaron que lo colgaran, como en los tiempos del Far West.

En Estados Unidos la cultura de la muerte es tal que hasta hoy las ejecuciones se transmiten por la tele como acontecimientos sociales o deportivos. No muestran la muerte, pero siempre están los medios afuera de la cárcel reporteando que «en este momento están ejecutando a…». Entre los grados más brutales de tilinguismo, EEUU se lleva el Premio Grammy súper dorado y bañado en chocolate también.

Pero volviendo a lo nuestro, una mujer golpeada y violada, que además es camarera o empleada en un hotel tiene menos chances contra un todopoderoso que se aloja en una suite de 3 mil escandalosos dólares (una bofetada al mundo) la noche.

Dominique Strauss-Kahn ex director gerente del FMI. Fuente: gestionradio.com

Creo que el tipo tiene suficiente guita (creo, no estoy seguro, ¿qué dicen?) para armarse de una buena defensa e incluso contratar al mejor equipo de investigación del mundo para demostrar que lo han embaucado con algo, de ser el caso.

No me pondré del lado de los que lo señalan con el dedo, más aún cuando todavía no se ha demostrado si es culpable. Pese a lo que dicen nuestras justicias occidentales, siempre se acusa primero y el acusado tiene que demostrar luego que no es lo que dicen que es.

Y sin embargo, y por de pronto, y aún sin saber quién fue el responsable, de todos modos me pondré siempre del lado de la mujer que dice que ha sido golpeada y violada.

Nada de lo que hacen los yanquis debe ser tomado a la ligera. Creo que nuestra historia contemporánea nos demuestra con creces que su actuación es siempre cochina e interesada. Los documentos liberados vía Wikileaks demuestran que toda embajada yanqui en cualquier rincón del mundo es una célula de espionaje, manipulación e intervención interna, no importa dónde. Y con las guerras en Oriente está claro que si ellos necesitan demostrar que Paraguay está fabricando bombas atómicas, no van a dudar un instante en atacarnos. No necesitan el permiso de nadie.

Lo digo también sin ánimo de salpicar a todos los yanquis, estoy seguro de que en el norte debe haber gente valiosa también, líderes sociales, gente de izquierda, intelectuales, autores, que pelean por cambiar a su país gobernado por esos colorados de habla inglesa y ocasionales portadores de capuchas blancas…

Además también creo que entre los peores personajes que desfilan por el mundo, de todos modos incomoda o duele cuando los que uno piensa que quizá podrían estar en esa lista de los «menos peores» caen desfigurados en medio de una situación escandalosa, ya sea porque de verdad el tipo es un abusivo de mierda o bien porque le tendieron una trampa y cayó redondito… Sobre todo en estos tiempos, cuando Europa está dando un giro nefasto, brutal y hediondo hacia la extrema derecha más asquerosa, y justo el tipo que tenía las más altas posibilidades de tomar en sus manos el timón de Francia más hacia el centro y tal vez con alguna miradita ínfima, así de reojo hacia el lado izquierdo, ¡¡¡zas!!! cae en bolas en un hotel de 3 mil dólares la noche y persiguiendo a una camarera… supuestamente…

La cosa es que si le tendieron una trampa y lo embarraron solo porque incomodaba a los «definitivamente peores», en particular tampoco me importa realmente si el personaje en cuestión es derechistoso, zurdito, moderado, tibio, templado, progre fashion, etc etc etc Espero que si el tipo es inocente, pueda demostrar (ya que así es la «justicia») que le armaron una cagada, y que con todo el poder político y económico que pueda tener a su alcance pueda pues también desenmascarar públicamente a los yanquis en la trampa que le tendieron (si es que).

Al fin y al cabo el impacto mundial siempre es más fuerte cuando alguien de su misma «altura» (o calaña) desenmascara a quienes ya sabemos quiénes son y qué hacen (pero no nos dan bola porque según los Zuccolillos del mundo los zurditos nos plagueamos nomás luego de balde contra el imperio). Qué se yo, por decir, tuvo que aparecer un Joseph Stigliz hace un par de años cuestionando los principios fundamentales de la economía de mercado y las políticas del FMI para que los grandes medios de comunicación finalmente dieran cabida a lo que siempre ha estado denunciando la izquierda.

Y si se demuestra que la camarera mintió porque fue contratada por el poder oscuro destinado a joder al candidato más capaz de parar a la extrema derecha francesa, y en este momento está tomándose un Daikiri en el balcón de la misma suite de 3 mil dólares, pues bien, ojala que las consecuencias le muerdan el trasero y las canillas.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.